LO LOGRAMOS JUNTOS

lunes, 8 de septiembre de 2014

Pánico. Pulso tumba’ o; No hay cabezas seguras sobre hombros



(30/40)

Por Isaac Terreo/Julio Alejo
En la anterior entrega de esta serie de artículos se había advertido acerca del pánico por el que atraviesa el actual director ejecutivo de Fedomu que lo llevó a adelantar la asamblea eleccionaria de esa entidad para el mes de septiembre, cuando la misma debe realizarse en noviembre, de conformidad con los estatutos de esa institución. Resulta, que a raíz de esa acción política, todo parece indicar que la secretaria de asuntos municipales del PLD ha tomado el toro por los cuernos (han acaecido situaciones que nos reservamos) y ha devuelvo la asamblea de Fedomu a su fecha originaria estatuariamente hablando, por lo que dicho evento será realizado en noviembre, lo que evidencia que le han tumbado el pulso al primer técnico de Fedomu.
Igualmente, se tenía por sentado la aplicación de un acuerdo que otorgaría al PLD las presidencias de todas las entidades asociativas de la municipalidad y tres direcciones ejecutivas al PRD (Fedodim, Asodore y Unmundo). Parece ser que los actuales director ejecutivo y presidente de Fedodim andan emulando el comportamiento político del actual director ejecutivo de Fedomu y andan pretendiendo revolotear el rio para pescar, lo que ha provocado que el PLD también tome el control de las incidencias en esa organización como partido político que tiene la gran mayoría en el asociativismo.
¿En qué consiste la estrategia del director ejecutivo de Fedodim? La misma, consiste en montar un teatro de operaciones que saca dos títeres al escenario, con los cuales pretende mantener el control de la obra en el teatro político institucional. La primera maniobra está caracterizada por la presentación de un primer títere de su propio partido para que aspire a la repostulación presidencial de esa institución por cuarta ocasión. En caso de que esa primera escaramuza no de los resultados esperados, optaría por una segunda opción o títere, consistente en presentar al actual secretario general de Fedodim, director que es miembro del PLD y con lo cual, supuestamente estaría honrando el acuerdo que se ha reseñado anteriormente.
Ahora bien, el escenario se complica, porque la secretaria de asuntos municipales del PLD ha identificado que el actual secretario general del Fedodim está comprometido hasta los tuétanos con las acciones y operaciones del director ejecutivo de dicha institución, recreando su actuación en la pasada asamblea, que sirvió de plataforma paras la imposición de las actuales autoridades, herida que aun no cicatriza, lo que no lo hace confiable ni ponderable para el liderazgo de ese partido, razón por la que ha optado por presentar una candidatura diferente que responda a los lineamientos partidarios y que no sea un títere del director ejecutivo.
Es de conocimiento popular que el PLD tiene una mayoría aplastante en esa institución, pero por si pudiera incidir de manera determinante el interés desmedido del director ejecutivo y usare esa quinta columna para disminuir el caudal de la mayoría como lo hizo hace dos años, nos cuentan, que ese partido está dispuesto, en un primer momento, a tomar las medidas disciplinarias partidarias condignas, y en un segundo momento, agenciarse el apoyo del PRM, por medio del arribo de un acuerdo estratégico coyuntural. ¿A cambio de que apoyaría el PRM esa moción? Es una incógnita. No obstante, se recuerda que en otras reflexiones se ha señalado que los tres grandes líderes políticos (Danilo Medina, Hipólito Mejía y Leonel Fernández), de manera tacita, han decido asumir el control de la situación por que atraviesa la municipalidad y el asociativismo municipal.
En los corridillos del asociativismo municipal se ha escuchado decir que en esta semana, no se sabe cual día, el presiente del PLD ha de reunirse con la cúpula de la secretaría de asuntos municipales de esa agrupación política, para conocer los pormenores y trazar las rutas criticas, con base en los acuerdo existentes y en los que se puedan pactar en relación a las asambleas eleccionarias del asociativismo municipal, con especial atención y énfasis en las de Fedodim, que será en este mes, y la de Fedomu, que será en noviembre.
Todo parece indicar, que arrancarán con una acción agresiva y forzosa de “concertación” con los actuales directores ejecutivos del asociativismo, a los fines de que no interfieran políticamente en el plan que está en marcha y que se asuman como técnicos y empleados, y quien tenga que entregar que entregue, sin tratar causarle ruidos al asociativismo municipal, lo que pone de manifiesto la decisión y determinación del liderazgo político, por lo que no hay cabezas seguras sobre hombro alguno. Corren más riesgo las más importantes posiciones, por lo que el pánico no se hace esperar.
Esperemos el desenlace. Volveremos sobre el tema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos que su comentario contribuya al desarrollo de los gobiernos locales .