LO LOGRAMOS JUNTOS

lunes, 1 de septiembre de 2014

Pánico. Suplantación, precipitación y adelanto en la asamblea de Fedomu


(29/40)

Por Isaac Terrero/Julio Alejo
Desde hace varias semanas, por medio de estas reflexiones sistemáticas se viene haciendo perspectiva sobre la correlación de fuerzas, el tablero político y los movimientos de fichas en el en el ajedrez del asociativismo municipal. Los últimos acontecimientos parecen indicar que ciertas acciones políticas de los principales líderes nacionales al más alto nivel, han sumido en una profunda preocupación al actual director ejecutivo de Fedomu, quien aspira a ser reelecto en el cargo a costa de que el asociativismo pague cualquier precio.
Recientemente, ha salido a la luz pública que los principales líderes políticos del país (Danilo Medina, Hipólito Mejía y Leonel Fernández) han mostrado profunda preocupación por la situación en que se encuentra la municipalidad y el asociativismo municipal. Y, ahora se entiende el por qué de la mirada de los grandes líderes políticos con posibilidades de ganar las próximas elecciones presidenciales al mecanismo asociativo de la municipalidad. Sin ayuntamientos fuertes y mecanismo de articulación, en el 2016 le será imposible gobernar a cualquiera de los tres.
La primera señal que comienza a generar precipitaciones en Fedomu producto de ese acontecimiento, está caracterizada por la pasividad y paciencia que otorga tener la seguridad de mantenerse en el cargo al director ejecutivo de Fedodim más allá de septiembre, que se da como resultado de los acuerdos que se vienen avanzando, consistentes en que el PLD asuma las presidencias de todas las entidades asociativas y le reconozca al PRD tres direcciones ejecutivas actuales (Fedodim, Asodore y Unmundo). Preocupa, porque es de conocimiento generalizado, que el director ejecutivo de Fedodim aspiraba a asumir el mismo puesto, pero en Fedomu. Algo le hizo entender al secretario de asuntos municipales del PRD que había que declinar en esas aspiraciones, por lo menos de manera coyuntural.
Otro síntoma peligroso para las pretensiones del primer técnico de Fedomu, lo son las constantes reuniones y el alto nivel de activismo de la secretaria de asuntos municipales del PLD, cosa que no es común, que dicho sea paso, en una de las indicadas reuniones se aprobó, por mandato del más alto liderazgo de ese partido: primeo, reelegir al actual presidente de Fedomu, como forma de mantener la paz interna, ya que se tiene claro que en esa organización habían otros aspirantes como la alcaldesa de San Juan y; segundo,  cambiar la actual dirección ejecutiva de dicha entidad, como parte de la operativización de los acuerdos anteriormente reseñados. Debe recordarse, que el órgano municipal del partido oficialista cuenta con poderes otorgados en el pasado congreso de esa organización para tomar esas decisiones.
El pánico se ha profundizado tanto, que las actuaciones de la dirección ejecutiva de Fedomu, que parece no tener freno, se ha concentrado en maniobrar con artimañas políticas jurídicas para mantenerse en el cargo más allá de septiembre (¿septiembre? Si, más adelante se explica), dejando de lado sus funciones técnicas, lo que ha provocado que la secretaria de asuntos municipales del PLD haya tenido que tomar acción y advertir cualquier crisis que sus acciones desmedidas pudieran producir, hasta el punto de tener que llamarle la atención, por el hecho de haber manipulado los resultados de una reunión del órgano municipal del PLD, con miras a beneficiarse de la reelección del actual presidente y pasar la suya propia por debajo de la mesa, debido a su carencia de respaldo político.
El último movimiento esquizofrénico con miras a mantenerse en el cargo (que pareciera que no puede vivir sin los beneficios que el mismo ofrece), consiste en modificar de forma administrativa la fecha de celebración de la asamblea anual de Fedomu, que como todos sabemos por ser el 2014 un año par, la misma es eleccionaria. Durante doce años, el mencionado evento se viene celebrando por mandato estatutario y porque coincide con el aniversario de fundación de la institución, en el mes de noviembre, sin embargo, como parte del nerviosismo político y la falta de respaldo, se están haciendo todas las maniobras posibles para que la asamblea eleccionaria de Fedomu se lleve a cabo en septiembre y de esa forma tratar de dar un palo acechado, obviando que son líderes que participan en ese proceso.
Estos movimientos desesperados por parte de un actor con casi diez años en el cargo, que se resiste a entender que ya ha dado todo lo que podía dar al asociativismo, han sido advertidos por los principales líderes políticos, comprendiendo con claridad meridiana que lo que se busca es tratar de generar escarceos en caso de no ser electo director ejecutivo nuevamente, tratando de hacerse pasar como imprescindible. Ya todos sabemos que nadie es imprescindible cuando existen instituciones maduras. Volveremos sobre el tema.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos que su comentario contribuya al desarrollo de los gobiernos locales .