LO LOGRAMOS JUNTOS

domingo, 5 de agosto de 2012

En Alaska portestan por medida anti ropas usadas


Protestan en Alaska contra envío de ropa a Santo Domingo
La decisión de la Dirección General de Aduanas (DGA) de prohibir el envío de ropas y zapatos usados a la República Dominicana ha creado un gran revuelo y disgustos de dominicanos residentes en Estados Unidos, malestar que ha llegado al distante estado norteamericano de Alaska, informó hoy la Federación Acción por los Derechos de los Dominicanos en Alaska (ADA).
El presidente de ADA, empresario Andrés Gómez Batista, dijo que esa nefasta decisión tendrá una repercusión desastrosa en perjuicio de cientos de miles de dominicanos que viven de los envíos de parte sus parientes que residen en el exterior.
Gómez Batista exhortó al Presidente de la República, doctor Leonel Fernández a revisar esa medida y revocarla de inmediato, a fin de que no se perjudiquen millares de familias pobres que viven de envíos de ropas usadas y alimentos, así como centenares de propietarios de pequeños negocios que se dedican al embarque de productos y mercancías desde los Estados Unidos.
Indicó que contrario de lo que afirma Aduanas, el volumen de envíos a República Dominicana se ha reducido en más de un 50 por ciento como consecuencia de la recesión económica que afecta al país, tras calificar de abusiva la medida en contra las familias pobres.
Expresó que mueve a suspicacia que una medida de esa naturaleza se ponga en vigencia en medio de un proceso de transición, en donde nuevas autoridades asumirán las riendas del poder, las cuales provienen del mismo partido del Presidente Fernández.
Gómez Batista dijo que en Alaska hay una gran confusión por parte de dominicanos que acuden a su negocio procurando noticias sobre lo embarques hacia República Dominicana, quienes, irritados, la emprenden contra el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana.
El empresario, propietario de la compañía de embarques Latino Innovation, manifestó que en lo relativo a los electrodomésticos a esas compañías las tienen muy restringidas. “Desde el primero de agosto hemos detenido los envíos de la ropa usada, porque debemos respetar la ley”. “Los furgones que están en camino o ya en puertos podrían ser confiscados y las mercancías no llegar a sus destinatarios en el país y según se nos informó, todo lo que se envíe desde ahora, tiene que estar mezclado con comida”, añadió.
Gómez Batista llamó a Aduanas a aclarar la puesta en vigencia de la Ley número 458 de 1973, promulgada por el Presidente Joaquín Balaguer, a fin de que se detenga las confusiones creadas al respecto, sobre la prohibición de enviar ropas y zapatos a la nación dominicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos que su comentario contribuya al desarrollo de los gobiernos locales .